Seleccionar página

¡Viernes DIY!

No hay nada más incómodo que tener todos tus geles, champús y demás productos tirados por el suelo de la bañera. A parte de que es un peligro, supone una molestia agacharte cada vez que quieras hacer uso de alguno de ellos.

Pero, también es cierto que no siempre podemos agujerear la pared de nuestra ducha para colocar una estantería, ya sea por falta de materiales, porque estás de alquiler o por mil motivos más ¿Y entonces qué? ¿Estamos condenados a tener nuestra ducha como un corral de vacas? Pues no, hoy te traemos 3 ideas de estanterías para ducha sin taladro que te van a encantar ¡Empezamos!

 

#1 Estantería para duchas con percha

Actualmente, venden muchos tipos de estanterías para colocar en la ducha o bañera sin taladro. La que más nos convence es la estilo percha. Ya que la cuelgas del grifo, y puedes poner todos los botes que quieras que no se caerán. Es práctico y se convierte en la opción más segura.

Como única desventaja, encontramos la ubicación. Dependiendo del formato de tu ducha, los únicos sitios disponibles suelen ser el grifo o en la mampara. Te dejamos algunos ejemplos:

 

#2 Estantería para ducha con ventosas

Esta puede ser la opción menos popular, pero si la usas bien, tiene muchas ventajas. Por ejemplo, puedes colocarla a la altura y en la pared que prefieras. A diferencia de la opción anterior que está limitada a ubicarse en el grifo; esta segunda opción es mucho más libre.

Como desventaja está el peso que admite. A mucha gente no le gusta esta opción porque la estantería puede descolgarse en el momento menos esperado. Pero cuando esto pasa es porque: no está bien colocada o tiene más peso del que soporta (o las dos cosas a la vez)

Si limpias y secas muy bien la pared de tu ducha, colocas la estantería tal cual se indica en las instrucciones y no pones exceso de peso sobre ella, te queda una estantería perfecta, económica y sin agujeros.

Date cuenta de que, muchas estanterías admiten de 2 a 3 kg de peso; con un solo bote de gel de 1L, un bote de champú tamaño normal y un bote de mascarilla o suavizante pequeño, ya llegamos a los 2kg.

#3 Estantería para duchas con adhesivo (muy resistente)

Probablemente esta opción sea la preferida, ya que agrupa la ventaja de las opciones anteriores. Existe un tipo de estantería para baños más reciente que viene con un adhesivo especial para duchas. Se explica, detalladamente, cómo instalar la estantería y cómo quitarla.

Por un lado, tienes la libertad de colocar la estantería donde quieras y a la altura que quieras.

Por otro lado, al colocarse con pegamento específico para duchas, tiene mucho más aguante que las estanterías de ventosa y soporta mucho más peso. De 7 a 10kg de media.

Los diseños suelen ser más estéticos y, lo mejor de todo, es reutilizable, si quieres cambiar la ubicación puedes despegar y volver a pegar con la misma eficacia.

El último punto a favor es que su precio es similar a las estanterías para baño con percha. Así que por menos de 24€ tienes una estantería para baño sin taladro, duradera y segura.

Estantería para ducha sin taladro

Estantería para baño sin taladro

¿Con cuál te quedas? Déjanos en los comentarios tu opción preferida. Si conoces otras opciones que no hemos mencionado añádelas en los comentarios.