Seleccionar página

¡Viernes DIY!

Hoy os traemos una idea genial, con la que podrás reciclar ropa, le encantará a tu mascota y además es muy económica.

¿QUÉ NECESITAMOS?

  • Un jersey, sudadera, etc. grande y que ya no quieras
  • Hilo y aguja
  • Cojín para relleno central
  • Toallas viejas o churro de piscina o algodón/poliéster para el relleno de los bordes (puedes usar una o varias de estas opciones

 

#1 Damos forma a la cama de nuestra mascota

Extiende el jersey y marca una línea curva de axila a axila y cósela. Así separaremos el borde de la cama del centro. Cose también la apertura del cuello. Si es un jersey de cuello vuelto puedes cortar el sobrante o dejarlo como elemento decorativo.

 

 

#2 Relleno de los bordes de la cama​

Esta parte tiene truco, y es que, en la mayoría de tutoriales de camas caseras para perros, utilizan el algodón o poliéster para rellenar toda la zona de las mangas y el cuello. No es mala opción si tu mascota es un perro pequeño o un gato, aun así, tienes que ser generoso con el relleno, necesitarás unos 400gr – 600gr (aproximadamente) solo para los bordes. Con el uso se ira chafando y los bordes no quedan tan altos.

Pero, una opción más económica, ecológica y rápida, sobre todo si tu mascota es algo más grande, es utilizar un churro de piscina o una toalla vieja enrollada a lo largo. Después puedes añadir algo de relleno de algodón/poliéster para hacer el borde más mullido. Nuestra recomendación para el borde es usar la siguiente combinación:

  1. Usar solo el churro de piscina. Mide el borde de la cama y corta el churro en base a esa medida. Introduce el churro pasándolo de una manga a otra y cose los puños de las mangas.

 

  1. Enrolla una toalla vieja que no quieras, pásala de una manga a otra y añade relleno de algodón/poliéster, necesitarás mucho menos relleno y la toalla le dará más firmeza. Cuando tengas el relleno listo une las mangas y cóselas.

#3 Relleno para el centro de la cama​

Introduce un cojín en el centro del jersey. También puedes rellenarlo con más poliéster, pero te saldrá más rentable utilizar un cojín o almohada. Cose la parte baja del jersey para que no se salga el relleno. Por último, dale la vuelta a la cama y cose el centro a los bordes para que la camita quede más uniforme ¡Listo!

 

 

 

Estas camas caseras suelen gustar mucho a nuestras mascotas porque, al utilizar nuestra propia ropa, huele a nosotros y esto les encanta ¿Ya la has probado? Pásanos fotos de la cama con tu mascota para que otros usuarios vean los resultados.

Pistola silicona Stein

Pistola silicona Stein giratoria